Loading

REPETIR, ESCUCHAR Y HABLAR PARA APRENDER

REPETIR, ESCUCHAR Y HABLAR PARA APRENDER

Durante los dos primeros años de vida, los niños observan todo lo que pasa a su alrededor y escuchan a los adultos hablar. De hecho, pueden entender lo que otros les dicen, solo que aún no pueden formar sus propias palabras.

Esto es porque se dedican a escuchar y observar tanto que pueden imitar los sonidos y la forma en que otros mueven sus bocas para formarlos. Primero copian sonidos aislados y los practican una y otra vez hasta dominarlos, Luego, unen los sonidos para armar sus propias palabras.

Si estás buscando aprender inglés, esto puede guiarte porque nos enseña que para hablar un idioma primero tenemos que escuchar cómo suena, familiarizarnos con sus sonidos (aunque no los comprendamos) y practicar cómo imitarlos.

La pronunciación en inglés es el aspecto que más nos cuesta si es que aprendemos el idioma desde sus palabras y significados, en lugar de escucharlo.

Desde esta perspectiva, para aprender un nuevo idioma, tenemos que dedicarnos a escucharlo mucho para hacerlo parte de nuestras vidas. Esto es escuchar con atención, dedicación y muy concentrados en los sonidos y movimientos que oímos. Más adelante comenzaremos a imitarlo y practicar hablar en inglés.

Algunos trucos útiles que pueden ayudarte

Te voy a dar algunos tips que pueden ayudarte a practicar tu inglés y aprender a dominarlo fácilmente con el método de escuchar, repetir y hablar.

1-Primero que nada, en tus conversaciones en inglés, siempre tomate unos segundos para pensar en lo que quieres decir antes de comenzar a hablar.

Por ejemplo, cuando te formulen una pregunta solo hacé una pausa, repetila y pensá tu respuesta antes de decirla en voz alta.

Así estarás más cómodo con tus palabras.

2-Además, en el momento de pensar en lo que vas a decir o cuando quieras formular ideas en inglés, no intentes hacerlo en español para después traducirlo. Tenés que practicar cómo pensar en inglés y encontrar una forma sencilla de comunicar tus ideas con las palabras que conoces.

Por ejemplo, si quieres responder con un sí a alguna pregunta en inglés, al pensarlo en español y después traducirlo, dirás ‘yes’.

En cambio, si solo te enfocás en el inglés que tanto escuchaste, ante una pregunta sobre algo que te parece bien, vas a poder responder como lo hacen los hablantes nativos, con un ‘sure’ por ejemplo, que suene más natural y acertado a la situación.

Esto es porque las asociaciones entre ideas y palabras en inglés es mucho más simple y relajada que pensar en español, traducido literalmente y querer expresar así una idea.

3-Siguiendo con la idea de imitar el modo en que aprenden los niños, otro consejo es que hasta que puedas sentirte muy cómodo con el inglés, empieces por hablar despacio. Esto es para que puedas pensar cada cosa antes de decirla y también para que te concentres en pronunciar las palabras en inglés tal y como las oíste decir.

4-Un tip muy importante es que intentes repetir las palabras tal y como las escuchaste, sin pensar en cómo se escriben. Esa es la forma de enfocarse en la pronunciación en inglés y practicar los diferentes sonidos del idioma.

Por ejemplo, puedes unir palabras, como lo hacen los hablantes nativos. Así, ‘¡Que tengas un buen día!’ se convierte en Ha va nais dei: en este caso se unen “have” y “a”.

Si repites esto como lo escuchas, sonarás mucho mejor y será más sencillo que otros te entiendan cuando hablas en inglés.

Decidirse a estudiar inglés no debería solo implicar ir a clases. Para aprender un nuevo idioma, hace falta empezar a vivir con él lo más posible para llegar a sentirlo natural en nosotros. Lo habrás logrado cuando te encuentres pensando en inglés aunque no sea tu lengua materna.

Para hacer esto, tendrás que incorporar a tu vida todo tipo de productos en inglés que puedan acercarte al idioma. Por ejemplo: mirar películas con audio en inglés, cuando te sientas cómodo con eso, también poner los subtítulos en inglés.

También podés oír música en inglés y leer libros sin traducir o mirar charlas y shows de humor en su idioma original para acostumbrar tu oído a los fonemas, entonaciones y sonidos del idioma, sus palabras y su pronunciación.

Todo lo que consumas de este estilo te ayudará a ganar más vocabulario en inglés y hará que cada vez más palabras del idioma te suenen conocidas y puedas empezar a usarlas.

Tips para aprender inglés escuchando música

Popular Posts

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your Shopping cart

Close